¿Qué opinas? | 5 teorías sugieren que el primogénito es más inteligente

Si bien todas las teorías son ideas interesantes, también hay amplio espacio para cuestionarlas. ¿Acaso no es más probable que los papás cometan errores con los primogénitos?

640-el_primogenito_es_mas_inteligente__1383171364_73072_a90fe1554e70b860297c9f8c184291b1

Sondeos internacionales apuntan a que los primogénitos tienden a tener un coeficiente intelectual más alto, reflejado en mejores calificaciones y un mayor éxito profesional. Como todo estudio o hipótesis, estas 6 teorías no son verdades absolutas e irrefutables, más bien nos dan algo que considerar en términos del comportamiento de padres e hijos.

La teoría de la atención dividida: El primogénito disfruta de más tiempo, cuidado y atención que sus hermanos ya que los padres solo se dedican a su crianza. Los hermanos que les siguen deben compartir a los padres, resultando en un cuidado menos personalizado.

La teoría de los genes menos favorecidos: Evidencia de que los primogénitos tienen un coeficiente intelectual más alto (aunque la diferencia es mínima, de tan solo 3 puntos) ha llevado a algunos teóricos a sugerir que los siguientes hijos tienden a recibir menos “atributos genéticos”.

La teoría de transmisión de conocimientos: Ya que los hermanos mayores se benefician de la experiencia de enseñar a sus hermanos menores, estos desarrollan habilidades de enseñamiento que a la vez los ayudan a desarrollar habilidades de aprendizaje. Esta teoría explica porque a los hermanos mayores les va mejor en la escuela: han reforzado sus técnicas aprendizaje con técnicas de enseñanza.

La teoría del divorcio: Las crisis familiares como el divorcio tienden a afectar más el desarrollo de los hijos menores ya que interrumpe su crianza. Aunque el divorcio puede o no afectar el desarrollo del primogénito, es más común que el divorcio afecte en mayor medida a los más pequeños.

La teoría del padre flojo: la idea general aquí es que los padres se relajan después de la crianza exitosa del primer hijo. Los padres primerizos tienden a ser obsesivos con el cuidado y desarrollo del hijo y tratan de hacer todo para no equivocarse. Para cuando nace el segundo o el tercer hijo, los padres ya se han percatado que la perfección es imposible y son mucho menos estrictos.

Si bien todas las teorías son ideas interesantes, también hay amplio espacio para cuestionarlas. ¿Acaso no es más probable que los papás cometan errores con los primogénitos?