10 Signos de que te falta hierro

10 Signos de que te falta hierro

La deficiencia de hierro es una de las más comunes entre las mujeres.

El hierro es necesario para producir hemoglobina, una proteína de la sangre que la ayuda a transportar oxígeno a todo el cuerpo. Si no tienes hierro, tu cuerpo sufre y puede llegar a tener anemia. Por eso, si tienes alguno de estos signos de deficiencia de hierro que te presentamos a continuación, es hora de que visites a un médico.

#1 Estás exhausta

El síntoma de deficiencia de hierro más común es también difícil de detectar: estar exhausta. Sin embargo, esto se lo puedes acharar a tu ritmo de vida ajetreado, y por eso ni reparar en el hecho de que todos los días estás cansada ni bien te levantas.

Al tener una deficiencia de hierro, el cuerpo tiene menos oxígeno y por ende está privado de la energía que necesita para el día a día –independientemente de si haces mucho o no–. Si tu fatiga está unida a una sensación de irritabilidad, debilidad o incapacidad para concentrarte, entonces acude a que un médico te haga una analítica de sangre. 

#2 Tienes períodos menstruales abundantes

En las mujeres, la causa número uno de deficiencia de hierro es la pérdida de sangre durante la menstruación. Durante una menstruación en la que se pierde mucha sangre –por una duración de muchos días o por tener pérdidas grandes– es posible que el cuerpo utilice el resto del ciclo para reponer la mitad, pero nunca llega al 100%. De esta forma, en el siguiente período perderemos otros tanto, empeorando la situación. 

Para que sea normal, tu período debe significar dos a tres cucharadas llenas, como mucho. Como eso no lo puedes medir, haz la prueba del tampón: si te lo tienes que cambiar cada menos de dos horas, habla con tu ginecólogo. 

#3 Estás pálida

Hay gente que es pálida por naturaleza, pero si estás más de lo habitual y tienes un aspecto enfermo, probablemente tengas niveles de hierro por debajo de lo normal. La hemoglobina es la que da el color rojo a la sangre, y a su vez, aporta un tono a tu piel. Si no tienes suficiente hemoglobina, estarás más pálida.

Es fácil de detectar, y además, para más seguridad, podemos fijarnos si el interior de los labios, encías y párpados son menos rojos de lo normal. 

#4 Te quedas sin aliento fácilmente

No importa qué tan profundo respires, si tus niveles de oxígeno son bajos perderás el aliento rápidamente. Si sientes que te cuesta respirar haciendo cosas que antes hacías con facilidad –porque también puede faltarte el aliento en tu primer clase de spinning– consulta con tu médico.

#5 Tu corazón “golpetea”

Un corazón con exceso de trabajo puede sufrir de latidos irregulares, soplos cardíacos, insuficiencia cardíaca o corazón más grande. Esto sucede si sufrimos de anemia por deficiencia de hierro hace mucho tiempo. Sin embargo, si tenemos problemas al corazón y aparte sentimos alguna irregularidad, sería bueno consultar a un médico para saber si padecemos de anemia. 

#6 Síndrome de las piernas inquietas

El síndrome de las piernas inquietas es aquel por el que no podemos parar de mover las piernas, movimiento que hacemos involuntariamente. El 15% de las personas que padecen este síndrome tienen anemia, ya que cuanto menores son los niveles de hierro, mayores son los síntomas. 

#7 Te gusta la arcilla, la tierra y el hielo

Sí, suena por demás extraño, pero la pica –ansia por comer cosas que no son alimentos– puede ser un síntoma de deficiencia de hierro. Si bien hay una variedad de cosas que se suelen comer –tiza, papel, tierra–, las mujeres con anemia suelen sentir deseos de masticar hielo; así que si sientes unas ganas irrefrenables de acudir al congelador –y no necesariamente para probar un delicioso helado–, es conveniente que consultes con tu médico. 

#8 Sientes ansiedad sin razón

La deficiencia de hierro puede hacerte sentir más ansiosa de lo normal: la falta de oxígeno acelera el sistema simpático del cuerpo. De esta forma, al acelerarse el corazón, podemos sentir que estamos en modo de huida o lucha permanentemente, incluso cuando estamos relajadas. 

#9 Estás perdiendo el cabello

Cuando te cepillas el pelo, mucho cabello queda en el suelo y el peine. Esta puede ser una clara señal de deficiencia de hierro, debido a que tu cuerpo está en modo “sobrevivir”, y por ende el oxígeno que tienes está destinado a tus funciones vitales y no a mantener un cabello suave, abundante y brillante. Ten en cuenta las cantidades: al día se pierden alrededor de 100 cabellos, si es más puede que necesites consultar al médico. 

#10 Tu lengua es rara

Los recuentos bajos de hierro darán un color más blancuzco a tu lengua, además de que la falta de hierro reduce los niveles de mioglobina, una proteína de los glóbulos rojos necesaria para la fuerza muscular. Por eso, puede que también notes la lengua inflamada, con dolor y extremadamente suave.

Estas son algunas señales de que tienes deficiencia de hierro que deberías tener en cuenta, ya que pueden ayudarte a diagnosticar el problema y buscar una solución.  

[IM]