5 trucos para correr por la montaña

5 trucos para correr por la montaña

No te quedes en el intento

Tu técnica para correr tendrá que cambiar, ya que te enfrentarás con diversos obstáculos en el camino. Te compartimos algunos tips para evitar lesiones y tengas la mejor experiencia.

En las subidas vigila que tu pisada la hagas debajo de tu cuerpo, no delante como corremos en llano. Haz pasos pequeños y rápidos, para evitar castigar tus cuadríceps y tus gemelos. Si te cuesta incluso caminar, usa tus manos como palanca, apoyándolas en los muslos.

Intenta apoyar completamente el talón en el suelo para evitar las habituales sobrecargas de gemelo que sufren los corredores de montaña.

En las bajadas nuestro cuerpo debe formar una línea de los hombros a los pies, para que el impacto sea absorbido por todo el cuerpo, no solo por los cuádriceps.

Si las bajadas tienen mucha piedra y son estrechas, busca apoyos estables como las piedras grandes e inclina el cuerpo hacia atrás un poco más para ganar equilibrio. Debes llevar los brazos abiertos como si fueras un equilibrista. Si la bajada no tiene mucha piedra pero sí mucha pendiente, lo que hace que te descontroles, prueba a alternar correr y dar saltos.

En la montaña hay que ser prudente con el ritmo, te pueden quedar dos kilómetros y ser tan duro el recorrido que tardes media hora, tenlo en cuenta.