8 formas de combatir el estrés en 15 minutos o menos

Cuando los síntomas habituales del estrés comienzan a molestar, podemos seguir estos 8 consejos para relajarnos, y que según expertos, son inesperadamente efectivos.

huele-unas-rosas

Levántate con calma

despiertate-con-calma

 

Si te das un extra de 15 a 20 minutos antes de abandonar la cama experimentarás una sensación fresca y de menos cansancio. “Tomate el tiempo de centrarte en la mañana”, dice el psicólogo con sede en San Francisco, Leslie Carr. “Mucha gente al despertar se levanta como si fueran un cohete y ya nada mejora a partir de ahí.”
Debes tener en cuenta que la cafeína tarda 20 minutos en ser metabolizada para después sentir su efecto. Durante ese tiempo, piensa en tus metas para el día o lee algo inspirador. Te darás cuenta que tu día va siendo más tranquilo.

Así funciona tu cerebro cuando tienes depresión

Crea un espacio relajante

lugar-relajante

Las investigaciones sugieren que los colores cálidos como el rojo te crean excitación y en cambio los colores más frescos o apagados como el azul, verde o gris te relajan, de acuerdo a Molly Roberts, MD, presidenta de la Asociación Médica Americana Holística, pero si te rodeas de cualquier color que encuentres relajante para ti, también puede ayudar a traer calma. “La teoría detrás del uso de la terapia del color es que los colores entran en los ojos, que luego envían mensajes a lo largo de las vías nerviosas al área del cerebro que regula la emoción”, dice Roberts. “Hay un montón de maneras en las que te puedes rodear de colores que puedan aliviar el estrés durante todo el día.” Sus sugerencias: en casa, pintar una pared con acento; y en la oficina, coloca una bufanda de color calmante sobre el respaldo de tu silla o cambiar el protector de pantalla del ordenador.

Limpia tus cajones

acomoda-tus-cajones

 

Cuando te sientes agotado emocionalmente, es probable que limpiar sea la última cosa que quieras hacer. Pero la verdad es que poner en orden tu casa también puede poner en orden tu mente. “Tener una mentalidad de quitar-lo-que-estorba, ayuda a manejar el estrés”, dice Lauren Napolitano, PsyD, psicóloga en el Hospital Bryn Mawr de Pensilvania. “Deshacerte de elementos que ya no utiliza da un sentido de orden a tu entorno físico, lo que ayuda a sentirse más tranquilo acerca de tus factores de estrés.” Ella sugiere comenzar con un proyecto pequeño, como algún cajón de cocina. “La organización tangible o visible conduce a la organización emocional”, dice Napolitano. Si estás listo para llevarlo a un nivel superior, programa recolecciones mensuales para donaciones de buena voluntad.

> Plantas que quitan cicatrices

Visualiza los pensamientos estresantes

visualiza-tu-estres

Tu compañero del trabajo te dejó plantado para ir juntos a la oficina, tu pareja olvidó a pasear al perro, etc. Cuando tengas este tipo de día, trata de imaginar tus pensamientos”, como una especie de meditación visual para que prestes atención plena a tus pensamientos negativos, es una forma de barrer todo lo que da vueltas inútilmente en tu cabeza”, dice Erin Olivo, PhD, profesor asistente de psicología médica en la Universidad de Columbia y autor de La mente sabia habitable: dominar tus emociones, transforma tu vida.

Así es como funciona: Imagina que tus pensamientos son como nubes en el cielo, y dejalos a la deriva por encima de ti. “Cuando empiezas a observar tus pensamientos como objetos mentales que simplemente van y vienen, se vuelven menos desagradables, menos amenazantes y menos poderosos emocionalmente”, dice Olivo.

Mira videos de gatos

mira-videos-de-gatos

Hay una razón por la que aparecen tantos videos de gatos en tus redes sociales. No hay nada que aliviará mejor la tensión como ver a un bebé bailando como Beyonce o a un gato bailando Roomba en un traje de tiburón.
“Después de un día estresante, mirando estas cosas divertidas el cerebro activa la parte que ofrece tranquilidad y calma como una respuesta fisiológica”, dice Rose Hanna, consejera y profesora de estudios de psicología y de la mujer en la Universidad Estatal de California en Long Beach. “Hacer esto disminuye la ansiedad y ayuda enormemente a la reducción del estrés.”

Canta con el corazón

canta-con-el-corazon

La próxima vez que te sientas estresado, dale la vuelta. Mientras el sonido pasa a través del cuerpo, tu mente se relaja, ya sea cantando en un coro o en modo meditativo cantando el famoso ‘om’, dice Rita Eichenstein, neuropsicóloga del Cedars-Sinai Medical Towers en Los Angeles.
Se ha encontrado que cantar incluso reduce los niveles de cortisol (la hormona del estrés) en el cuerpo, y otro estudio de diferente caso reveló que el canto antes de cualquier cirugía reduce la presión arterial (aunque se necesita más investigación sobre esto). ¿No estás listo para cantar como José José? Entonces comienza por cantar en la ducha. “Canta canciones o rimas que te gusten y que traigan recuerdos positivos a tu mente para así eliminar los factores de estrés”, dice Eichenstein.

> 6 bebidas que puedes tomar cuando estás a dieta

Aprieta los músculos y luego suéltalos

aprieta-los-musculos

Esta técnica fue desarrollada en la década de 1930 y ha sido recomendada desde entonces. “La idea detrás de la relajación muscular progresiva es primero crear tensión muscular, a continuación, pasar a la relajación, hacer esto proporcionará alivio físico. Un cuerpo relajado conduce a una mente relajada”, dice Savelle-Rocklin.
Empieza por conseguir una posición cómoda, como acostarte con ropa ligera sobre tu cama o una alfombra. Tensa y relaja cada grupo muscular durante cinco segundos a la vez, empieza por tu frente, luego los ojos, los labios, las manos, los antebrazos, los hombros, la espalda, el estómago, las caderas, los muslos, los pies y, finalmente, los dedos de tus pies. Si cualquier músculo sigue sintiéndose tenso después de la secuencia, aprieta y relaja todo unas tres o cuatro veces.

Huele unas rosas

huele-unas-rosas

La investigación sobre la aroma-terapia se encuentra con opiniones mixtas, pero cualquiera que haya olfateado un ramo de rosas o el olor del mar sabe que ciertos olores nos provocan un cierto alivio. La terapeuta con sede en Brooklyn y trabajadora social Shawn M. Pablo recomienda agregar unas gotas de tu perfume favorito al aceite de coco después de un baño relajante para que el olor pueda permanecer más tiempo. “Se cree que una vez que lo inhalas, los olores alteran el estado de ánimo mediante la estimulación de diversas partes del cerebro asociadas con la emoción”, dice Pablo. O prueba con un aroma que te recuerde a la naturaleza, sugiere Napolitano. “Huele el agua salada o la de la lluvia fresca ya que estas son especialmente calmantes, ayudan a pensar en tu vida fuera del estrés actual.”

[Health.com]