A dieta como los japoneses

A dieta como los japoneses

Si tenemos la oportunidad de visitar Japón comprobaremos que los japoneses son flacos. Pero no por una falta de alimentos o porque pasen hambre sino porque la dieta japonesa es muy saludable.

El índice de sobrepeso y obesidad en Japón es el más bajo entre los países desarrollados.

Es que la dieta japonesa tiene muchas ventajas sobre la dieta occidental. Podríamos aprender a comer mejor de los japoneses y así solucionar los problemas de sobrepeso que son tan comunes en estas partes del mundo.

Si observamos cualquier plato típico de la gastronomía japonesa nos damos cuenta de que se preparan con pequeñas cantidades de muchos ingredientes. Al contrario de los platos occidentales que se hacen con pocos ingredientes. En la variedad esta la riqueza.

No existen demasiados postres y no se acostumbra a comerlos, incluyen muchos vegetales, frutas, pescados y utilizan caldos de pescado y preparados vegetales para sazonar los platos en lugar de mantequilla, aceite o salsas que son muy pesadas.

La dieta japonesa se basa en el arroz, la carne de pescado, vegetales, frutas, soja y té. Se consumen muy pocas carnes rojas, pollo y azúcar. Además la presentación de los platos influye en las costumbres. Arreglan la mesa de forma atractiva y sirven las comidas en platos pequeños y bien decorados.

Tampoco debemos olvidarnos que los japoneses caminan mucho y acostumbran a trasladarse en bicicleta. Una vez mas comprobamos que el ejercicio físico y una buena alimentación son dos cosas fundamentales para una buena salud física.

El pueblo japonés es uno de los de mayor expectativa de vida de todo el planeta y sin dudas la alimentación es un factor fundamental. Es una cocina milenaria que se ha perfeccionado a través de los siglos y que usa las grasas en su justa medida. Además todos los alimentos son preparados con productos frescos, prácticamente no se consume ningún alimento envasado salido de una fábrica, con químicos ni conservantes.

[IM]