Comer una porción de ensalada antes de almorzar es un buen hábito

Comer una porción de ensalada antes de almorzar es un buen hábito

Servirnos una porción de ensalada antes de comer es un muy buen hábito porque:

Te alcaliniza.

Te llena de fibra que mitiga el impacto glicemico de la siguiente comida.

Te ayuda a evitar atracones.

Te ayuda a decidir la porción de la siguiente comida. Sino, cuando morimos de hambre comemos de más y hasta “llenar” cosa que no es nada saludable, nos resta energía, dificulta la digestión y comemos cantidades innecesarias.

Asegura el % de alimentos crudos (con enzimas y minerales) que necesitas.

Te ayuda a decidir la calidad de tu siguiente alimento, ya que cuando uno muere de hambre pues quiere comer lo primero que ve y, ¡no siempre es la mejor decisión!