Cremas caseras para los pies

El clima, el uso de calzado cerrado y otros factores externos pueden dañar la belleza de tus pies. Sin embargo, es posible emplear cremas caseras para mejorar el aspecto de los pies como las que se muestran a continuación.

Crema casera de menta

Para crear una crema ideal para proteger a tus pies y que la piel de los mismos vuelva a estar suave y tersa, puedes realizar una preparación a base de menta que te dará muy buen resultado.

*Ingredientes:

– 15 gramos de manteca de cacao

– 60 gramos de mantequilla de Shea (mantequilla de karité)

– 30 gramos de aceite de coco

– 7 gramos de aceite de aguacate (palta)

– 1 cucharadita de aceite de vitamina E

– 1 cucharadita de aceite esencial de árbol de té

– 1 cucharadita de aceite esencial de menta

– 10 Gotas de aceite esencial de lavanda

Preparación:

Derrite la mantequilla junto con los aceites esenciales a baño María hasta que esté todo mezclado en forma homogénea y retira del fuego. Una vez que tomó temperatura ambiente, agrega el resto de los ingredientes y mezcla con la ayuda de una batidora de mano.

Vierte la mezcla en un recipiente apto para el refrigerador y deja que se enfríe hasta que su consistencia se torne dura. (lo mejor es dejarlo durante 24 horas en el refrigerador). Utiliza esta preparación para masajear tus pies todas las noches.

Si deseas una crema más espesa utiliza 30 gramos de manteca de cacao o agrégale 7 gramos de cera de abejas.

Crema casera para los pies

Esta crema ayudará a acondicionar tus pies y para solucionar los problemas más comunes como verrugas, pies sensibles o uñas quebradizas. Además desinfectará tus pies y los librará de mal olor.

Ingredientes:

– 15 gramos de cera de abejas

– 15 gramos de manteca de cacao

– 60 gramos de aceite de coco

– 30 mililitros de aceite de almendras dulces

– 6 mililitro de aceite esencial de limón

– 2 mililitros de aceite esencial de jengibre

– 60 mililitros de agua (mejor si es mineral)

Preparación:

A fuego suave, derrite los aceites de almendras dulces y coco con la cera de abejas, la manteca de cacao y luego agrégale el agua al recipiente en forma lenta y bate enérgicamente hasta que la preparación quede suave.

Retira el recipiente del fuego y sigue removiendo hasta que la crema se enfríe para alcanzar la temperatura del cuerpo y agrégale los aceites esenciales de limón y jengibre.

Guarda la preparación en un lugar fresco y oscuro y utilízala en tus pies antes de dormir colocándote calcetines de algodón para que la crema trabaje toda la noche. 

Cuéntanos si te dio resultado cualquiera de estas dos cremas para los pies y si conoces algún otro método de belleza no dudes en darnos tu opinión. 

[IM]