Frutas enteras en lugar de jugos para prevenir la diabetes

Frutas enteras en lugar de jugos para prevenir la diabetes

Un estudio demuestra que consumir jugos contribuye al desarrollo de diabetes tipo 2 mientras que ciertas frutas previenen esta enfermedad.

Un estudio reciente apunta a que consumir frutas enteras es mucho más saludable que consumir jugos naturales de las mismas. Investigadores del Reino Unido, Estados Unidos y Singapur estudiaron a casi 200 mil personas a lo largo de 25 años para determinar la manera en la que consumir ciertas frutas contribuye o previene el desarrollo de Diabetes tipo 2.

De las 187 mil personas que participaron en el estudio, 12, 198 (el 6.5%) desarrollaron diabetes tipo 2. La investigación seguía el consumo de ciertas frutas como lo son: uvas, duraznos, ciruelas, chabacanos, ciruelas pasa, melocotones, melones, manzanas, peras, naranjas, toronjas, fresas y arándanos de los sujetos. Cada cuatro años se les preguntaba qué tan seguido consumían una porción de cada fruta.

Los resultados indican que comer arándanos, uvas, manzanas peras y pasas reduce el riesgo de padecer diabetes tipo 2. Los investigadores determinaron que esto se debe a los beneficiosos niveles de Antocianina y Polifenoles en estas frutas.

Por otro lado el efecto de consumir jugo es lo opuesto: contribuye a un mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2. De manera que remplazar una porción de jugo por una de arándanos reduce el riesgo de padecer diabetes por un 33% y remplazar el jugo por otras frutas tenía un efecto menor pero similar.

El investigador principal Qi Sun explica que al hacer jugo “nos deshacemos de la fruta y nos quedamos con líquidos que absorbemos rápidamente, llevando a un aumento de azucares en la sangre y en los niveles de insulina”. Por lo que nos recomiendan consumir frutas enteras en vez de jugos.

El estudio completo “Fruit consumption and risk of type 2 diabetes: results from three prospective longitudinal cohort studies” se publicó en BMJ el 29 de agosto del 2013.