La formación musical temprana beneficia el intelecto de los niños

La formación musical temprana beneficia el intelecto de los niños

Las lecciones interactivas de música benefician el desarrollo cognitivo y las capacidades sociables de los bebés, según una reciente investigación de la Universidad McMaster.

Después de completar el estudio, los investigadores concluyeron que la formación musical temprana de los niños trae excelentes beneficios para su intelecto. Se encontró que los bebés que reciben clases interactivas de música con sus padres, presentan mejores respuestas a la hora de comenzar a hablar y caminar.

Los hallazgos fueron publicados recientemente en la revista de Ciencias del Desarrollo de la Academia de Ciencias de Nueva York y describen el proceso que se llevó a cabo en el año 2008 donde un grupo de 80 bebés y sus padres tomaron 2 clases semanales de música durante 6 meses, con el fin de estudiar los efectos de la formación musical en la infancia.

El estudio también demostró que los bebés que reciben este tipo de instrucción tienen una ventaja enorme en materia de comunicación, dándose a entender con mucha más facilidad con aquellos que se encuentran a su alrededor; asimismo, desarrollan un carácter mucho más sociable y sofisticado.

En la segunda fase de la investigación, se fomentaron reuniones con otros bebés que no habían recibido la instrucción musical y, los bebés de las clases interactivas mostraron mejores habilidades de comunicación que los primeros, sonrieron más y redujeron visiblemente su angustia al cerciorarse que los padres no estaban más en la sala de juegos.

“Hay muchas maneras en que los padres pueden conectarse con sus bebés” dice la coordinadora del estudio, Andrea Unrau. “Lo mejor de la música es que todo el mundo la ama y podemos aprender con ella a través de simples juegos interactivos”.