#Running | Caminadora o al aire libre, ¿Qué es mejor?

#Running | Caminadora o al aire libre

Algunos corredores odian estar atrapados en una caminadora, sobre todo cuando hay buen tiempo y gran terreno disponible allá afuera…

Otros corredores aprecian la conveniencia de correr sobre una cinta y poder hacer ejercicio sin tener que considerar las rutas o el clima. Pero, ¿cuál es mejor?

La respuesta fácil es que ninguna de las dos es mejor que la otra, por lo menos desde un punto de vista fisiológico. Correr en una cinta que se ha configurado correctamente simulará la experiencia de correr al aire libre, por lo que los beneficios son en gran parte los mismos, aunque hay algunos puntos esenciales a tener en cuenta.

#1 Ventaja de correr en caminadora: absorción de impactos


Si bien las primeras caminadoras no ofrecían mucho en lo relacionado a la absorción del impacto, las caminadoras modernas permiten personalizar completamente tu entrenamiento, desde la inclinación y velocidad, hasta la elección de un programa de entrenamiento o el seguimiento de tu ritmo cardíaco.

Incluso puedes ver una película o escuchar tu podcast favorito mientras estás haciendo ejercicio. Y también han mejorado la absorción de impactos, reduciendo el impacto en las articulaciones en hasta un 30% en relación al impacto de correr al aire libre.

#2 Ventaja de correr al aire libre: Evitar el aburrimiento


¿Alguna vez encuentras temiendo (o incluso evitando) tu entrenamiento en la caminadora? Si es así, cambiar tu rutina y salir a correr al aire libre podría ser la solución. Cuando corres al aire libre, todos los sentidos se estimulan. Oyes los sonidos de la ciudad que te rodea o los pájaros cantando, sientes el viento en tu piel, hueles la naturaleza y puedes ver a otras personas.

#3 Ventaja de correr en caminadora: Puedes ajustar la inclinación de la cinta de correr


El objetivo de ajustar la inclinación de la cinta de correr es poder reproducir lo más similar posible las condiciones en las que correrías al aire libre, ya que correr en una cinta sin inclinación sería más fácil que hacerlo afuera, en una carretera plana, porque no tienes que luchar contra la resistencia del aire para impulsarte hacia adelante.

#4 Ventaja de correr al aire libre: Variedad de superficies


Correr al aire libre ofrece infinidad de opciones, lo cual es una ventaja. La mayoría de los pueblos y ciudades ofrecen aceras, senderos pavimentados, caminos de tierra y áreas verdes. Muchos corredores también tienen acceso a pistas de atletismo, senderos de montaña y playas de arena.

Tales variedades se traducen en una mayor estimulación de los sentidos y, de acuerdo con un entrenador deportivo, en menos riesgo de lesiones por el uso excesivo que puede resultar de correr en una sola superficie, ya sea una cinta de correr o el pavimento.

#5 Ventaja de la caminadora: Entrenarte en un ambiente controlado


Uno de los beneficios de correr en la cinta es que es un entorno muy controlado. No tienes que preocuparte por el viento o la lluvia cuando quieres ir a correr. También puedes elegir el terreno, ajustando la inclinación de la cinta.

Lo mismo ocurre con el entrenamiento de velocidad: si quieres hacer un ejercicio de velocidad y supervisar cuidadosamente tu ritmo, puedes establecer un programa en la cinta que te permita hacer eso.

Como puedes ver, tanto correr en la cinta como correr al aire libre tienen sus ventajas. Tu elección dependerá de qué experiencia estés buscando y cómo sea tu entrenamiento. Una buena idea es combinar ambas. ¡Y es muy importante también elegir los tennis adecuados para correr!

[IM]