Te falta equilibrio?

Mejora tu coordinación corporal dándole la vuelta a este ejercicio clásico.

Hacer 100 balanceos seguidos con una kettlebell no es tarea fácil. Y hacerlos levantando una pierna cada vez, como te proponemos este mes, significa flirtear con los límites de tu resistencia y fuerza de voluntad. La inestabilidad del ejercicio obliga a utilizar más músculos, lo que aumenta la intensidad del entrenamiento. Para completar 100 repeticiones no solo necesitarás fuerza y resistencia, sino también una gran coordinación corporal.

BALANCEO A UNA PIERNA CON KETTLEBELL


1) Sujeta la pesa con las dos manos por delante del cuerpo, con las piernas semiflexionadas y los pies separados el ancho de los hombros. Mantén la curvatura natural de la espalda.

2) Sin cambiar el ángulo de flexión de las rodillas, dóblate por las caderas y balancea la pesa por entre las piernas. Los antebrazos deben tocar la parte interior de los muslos, como si fueras a hacer un pase con un balón de rugby.

3) Lleva las caderas hacia delante con fuerza y levanta la pesa hasta la altura del pecho a la vez que desplazas tu peso al pie izquierdo y levantas la rodilla derecha en dirección al codo derecho. Invierte el movimiento y repite con la otra pierna.

[MH]