Tips para que tus hijos se lleven un lunch nutritivo

Tips para que tus hijos se lleven un lunch nutritivo

Ha iniciado un nuevo curso escolar en México y con el las prisas matutinas. Aquí unos tips para que las mañanas sean menos apresuradas y tu hijo se lleve un lunch nutritivo.

Planea con tiempo. Cada semana haz una lista de lo que quieres preparar para la siguiente, así cuando te pongas a cocinar, tendrás todos los ingredientes a la mano.

Involúcralos en el proceso. Haz que los niños colaboren en el proceso de planeación y dales opciones (todas sanas) para que ellos sientan que también tienen control en la situación. Y si se puede también en la preparación.

Adelántate. Trata de cocinar un día antes o si te es posible prepara el lunch durante el fin de semana hazlo para que únicamente tengas que servirlo y empacarlo el día que lo vas a usar.

Nunca sin desayuno. No dejes que tus hijos se vayan a la escuela sin desayunar, procura que el desayuno incluya alguna proteína. Evita las calorías vacías porque sólo provocan que los niños tengan hambre más rápido.

Evita jugos empacados. Nos han tratado de vender la idea de que los juguitos empacados son nutritivos y cuentan como fruta dentro de la dieta de los niños. La verdad es que los jugos, si no son hechos en casa y recién exprimidos o extraídos, es mejor evitarlos, el agua simple sigue siendo la mejor opción.

Frutas y verduras. Siempre inclúyelas, puedes hacer perlas de melón o sandía; cubitos de piña; rebanadas de manzana o pera; zanahorias ralladas con limón y sal; pepinos con limón y sal; jícamas con limón y sal; “canoas” de apio con crema de cacahuate y pasitas (siempre que tu hijo o alguno de sus amiguitos no sea alérgico a los cacahuates); rebanadas delgadas de pimientos morrones de colores, en fin, hay muchas opciones deliciosas.

¿Lácteos? Si quieres agregar lácteos, te recomiendo el queso panela orgánico y el yogurt orgánico (de ser posible hecho en casa).

¿Quieres incluir más proteínas? Si tu hijo es mayor de 4 años y no es alérgico a las nueces, puedes prepararle una mezcla de nueces crudas con pasitas. Otra opción que les gusta a los niños es el hummus o garbanza que lo pueden usar como dip con bastones de zanahoria o apio.

Postre. Y si tus hijos no quieren prescindir del postre, prepárales unos brownies, muffins de zanahoria, galletas de Calamardo o muffins de plátano con chispas de chocolate.

[PlaceresOrgánicos]