Top: consejos para no desperdiciar comida en el hogar.

Top: consejos para no desperdiciar comida en el hogar.

No hay nada peor que tirar comida a la basura, que en buena medida significa desperdiciar una gran cantidad de recursos, tanto del hogar como de otros ámbitos. Aquí algunas soluciones para evitar dicho desperdicio.

En México el número de personas que sufre de desnutrición alcanza los 5 millones, mientras que la suma de las personas con desnutrición en Latinoamérica y el caribe asciende hasta los 48 millones, según información de la Organización de Comida y Agricultura de las Naciones Unidas.

Tomando en cuenta esa información resulta verdaderamente alarmante que el 40% de la comida en Estados Unidos sea desperdiciada. Mientras que no podemos evitar el desperdicio de comida en sitios como restaurantes y supermercados podemos tomar acciones inmediatas para evitar el desperdicio de comida en nuestros hogares, aquí algunas sugerencias:

1. Usa tus sobras creativamente: No es necesario comer la misma comida toda la semana para usar las sobras. Con frecuencia recalentar la comida en microondas causa cambios en su estructura que hacen que comerla sea desagradable. Quizá una pechuga pollo del día anterior sabrá mejor si le agregan un poco de salsa y calientan en la estufa. El arroz o pasta se puede reusar en ensaladas y comer frío o al tiempo. Agreguen sobras de pollo o pescado al arroz, algunos vegetales como zanahorias y chicharos y un poco de salsa de soya para reinventar las sobras y hacer un delicioso arroz frito al estilo japonés o chino.

2. Mantén el refrigerador y la alacena organizados: Esto evitará el desperdicio de comida porque nos ayuda a saber exactamente la comida que tenemos en casa. Podemos evitar comprar ingredientes de más si los podemos ver y adicionalmente nos puede ayudar a ser creativos con lo que ya tenemos.

3. Organiza las sobras: Si quieres evitar usar envases de plástico, reutiliza envases de vidrio para guardar tus sobras. Usa un plumón indeleble sobre un pedazo de cinta adhesiva para poner la fecha de la comida, siempre sabrás cuando la cocinaste y sabrás cuando ya no es utilizable. El acto de escribir qué es y cuando se cocinó también ayuda a recordar que la tienes, así se utilizará antes.

4. Piensa en chico: servir porciones pequeñas, en especial a niños pequeños ayudará a minimizar el desperdicio. Es preferible servir tres porciones pequeñas a una grande y ver que sólo quieren comer la mitad. Verán que es un buen consejo para seguir con adultos también ya que ver menos comida en el plato puede hacernos comer menos. Si servimos porciones enormes a veces nos sentimos obligados a comer todo aunque no tengamos tanta hambre. Si una porción pequeña no nos satisface podemos comer otra, sin desperdiciar comida.

5. No comprar comida sin un plan en mente: Ir al mercado o al supermercado con la idea de abastecer el refrigerador hace que compremos comida en general, ingredientes que solos parecen ser una buena idea pero que no comemos porque no sabemos cómo preparar comidas con ellos. Ir al supermercado con una lista y menú para la semana disminuirá el desperdicio ya que no compramos ingredientes innecesarios, compramos sólo lo que queremos y vamos a usar.

6. Tarde de Sobras: Dedicar una tarde o día a comer las sobras de comida es para muchas familias una tradición bien establecida. Es una manera fácil y divertida de disfrutar de una comida en familia, además le ofrece un descanso bien merecido al chef de la casa. Si no hay suficientes sobras para ofrecer una comida entera, seguramente si las hay para hacer una rica sopa. Algunas recetas inusuales pueden ser el resultado de cocinar de esta manera.

Si necesitan razones adicionales para evitar desperdiciar alimentos consideren cuanto les costó la comida que tiran a la basura cada semana. Si comprarán sólo la cantidad de comida que realmente consumen, ahorrarían dinero que después podrían utilizar para otra cosa.

[Mother Nature Network]