Así es como realmente se contagia el Ébola

Así es como realmente se contagia el Ébola

La propagación del Ébola estos últimos días sigue causando caos entre la gente, pero debes saber realmente como se contagia pues ya han salido muchos rumores y mitos acerca del tema.

Entre animales

En el caso de que la persona sea contagiada por un animal, tiene que haber estado en contacto directo con la sangre, secreciones u órganos de los mismos –chimpancés, gorilas, murciélagos, antílopes y puercoespines–.

Entre personas

Entre personas, se contagia al tener contacto directo de piel rota y membranas mucosas –nariz, boca y ojos– con la sangre, secreciones, órganos u otros fluidos corporales del infectado; así como también por el contacto con superficies y materiales –por ejemplo, ropa de cama– que contengan esos fluidos. Suele ser muy común el contagio de personal médico al tratar de forma muy cercana a pacientes infectados con el virus del Ébola, así como también personal involucrado en el crematorio de cuerpos que tenga contacto directo con el cadáver.

Es importante destacar que el ébola no se transmite por el aire –como sí lo hace el virus de la gripe, por ejemplo–, por agua o por comida. En el último punto debemos tener especial consideración en África –donde hay más brotes–, ya que una persona se puede infectar por la manipulación de animales de caza.

Lo cierto es que, pese a lo que mucha gente cree, esta enfermedad es difícil de contagiar y se expande lentamente, por eso es realmente sorprendente el hecho de que hoy en día haya un brote con tantos casos. Identificando a las personas infectadas y poniéndolas en cuarentena suele ser más que suficiente, pero con tantos casos el problema está escapando al control. Además, es una enfermedad difícil de diagnosticar por sus síntomas, por lo que se tardaron casi tres meses en averiguar lo que realmente le estaba pasando a esas personas infectadas y que morían; y solo se declaró una emergencia de salud pública en el mes de agosto.

El Ébola hoy en día

El virus que genera la enfermedad se descubrió en 1976. Desde ese entonces, han existido casos aislados de la enfermedad; pero el brote que comenzó en marzo de 2014 es el más grande hasta ahora conocido. Los primeros afectados aparecieron en Guinea, aunque hoy el virus está extendido por Sierra Leona, Liberia, Senegal y Nigeria; así como también un caso aislado en la República Democrática del Congo.

De las 5 especies de virus que existen, es el Zaire el responsable de este brote. Este se transmite primero de un animal infectado a una persona, y luego de persona a persona. Se cree que el primer portador fue el murciélago de la fruta.

¿Qué se debe hacer para prevenir que el brote se expanda?

Actualmente se están haciendo una serie de controles en aviones y aeropuertos e implementando restricciones aéreas en las zonas en las que hay un brote de ébola. De esta forma, se identifica a viajeros enfermos. En ese caso, también se lleva a cabo un control de aquellas personas que pudieran haber estado en contacto con ese pasajero durante el vuelo o en el aeropuerto.

En el caso de que hayas viajado a la zona de África donde existen las infecciones por ébola, deberás monitorear tu salud por 21 días, especialmente si estás en una situación de riesgo. Busca ayuda médica inmediatamente si tienes fiebre, dolor de cabeza, diarrea, vómitos, dolor muscular y un sangrado sin explicación. Lo ideal sería suspender todo viaje que no sea estrictamente obligatorio a estos países, y tomas todas las precauciones necesarias si ya estamos allí o debemos viajar necesariamente.

[IM]