El estrés te puede dejar sordo

El estrés te puede dejar sordo

Además del estrés, el ejercicio excesivo y la falta de descanso adecuado podría causar sordera súbita.

La otorrinolaringóloga del Hospital General de Zona (HGZ) No. 89 del IMSS en Jalisco, Estela Chávez Delgado, afirmó que podría causar sordera súbita el estrés, el ejercicio excesivo y la falta de descanso adecuado.

La especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) indicó que se trata de la pérdida repentina de la audición en un sólo oído y aunque suele afectar más a personas de entre 12 y 20 años, también ocurre en gente mayor.

Dijo que se trata del octavo motivo de consulta de urgencia otorrinolaringológica y se ha encontrado que mientras los jóvenes la desarrollan como consecuencia de estrés, exceso de ejercicio y falta de descanso, en los adultos suele ser consecuencia de afecciones crónicas como diabetes e hipertensión.

Destacó que el común denominador en el desarrollo de esta forma súbita de pérdida auditiva, es la interrupción de flujo sanguíneo a los vasos que irrigan estos órganos y que por cierto son más delgados que un cabello.

Chávez Delgado subrayó que aunque la sordera súbita idóoneamente debe tratarse dentro de los primeros 15 días de su aparición, mucha gente acude al médico de manera tardía, en promedio luego de dos meses del inicio de los síntomas y esto aminora las posibilidades de éxito en el tratamiento.

Explicó que de no tratarse de inmediato, la enfermedad podría alcanzar el nervio auditivo y cuando esto sucede, el daño es irreversible. La recomendación, dijo, es lo antes posible obtener atención médica, sobre todo en personas que tienen antecedentes familiares de sordera.

Recordó que, a diferencia de otras discapacidades, la pérdida auditiva no es tan evidente como la ceguera, por ejemplo.

Sin embargo, quien la padece tiende a autorelegarse porque “le apena estar solicitando que le repitan las cosas porque no oye, o bien porque de plano no socializa debido a que no puede darle continuidad a alguna plática”.

Añadió que también trae consigo un sinnúmero de desventajas en las que además se incluye el riesgo a sufrir accidentes: “no escucha que un vehículo se acerca y lo pueden atropellar”, de ahí la importancia de cuidar la salud auditiva, concluyó.