Grasas trans… ¡¿Dónde?!

Grasas trans… ¡¿Dónde?!

Si te sabes la respuesta, estás dentro de la minoría. Solamente cinco de cada 10 hombres pueden nombrar hasta tres alimentos que contienen grasas trans.

Sin embargo, 73% de los estadounidenses saben que éste componente alimenticio, que se encuentra con regularidad en papas a la francesa, galletas, pasteles, galletas saladas y panqués, aumenta el riesgo de enfermedades del corazón. Éstos son algunos alimentos que contienen grasas trans:

  • Palomitas de microondas. Es uno de los productos que más grasa trans contiene.
  • Bollería industrial y galletas. Gracias a estos lípidos, dichos alimentos son irresistibles al paladar. Sobretodo el de los más pequeños.
  • Pastelería. La repostería recurre a los trans para alargar la vida útil del producto y hacerlo más sabroso.
  • Patatas fritas (de bolsa). Especialmente las que tienen sabor a algo (jamón, ajo, queso…) contienen niveles excesivos de esta grasa.
  • Tentempiés. El resto de aperitivos, ‘snacks’ y chucherías también llevan demasiada cantidad de estas grasas nocivas.
  • Comida rápida. Los aceites con los que cocinan y los platos que ofrecen son un gran reducto de ácidos grasos trans.
  • Pre-cocinados. La mayor parte de los alimentos preparados contienen un exceso de esta grasa para hacerlos más apetecibles.

Las grasas trans se encuentran principalmente en los alimentos elaborados industrialmente con aceites vegetales, y una dosis diaria de 5 gramos se considera ya peligrosa.

Ten cuidado, el culpable también se conoce como aceite hidrogenado.