Seguridad alimentaria en 4 propuestas

En el año 2050 habitaremos la Tierra más de 9 mil millones de personas, lo cual representa un importante reto alimentario, algunas iniciativas plantean desde hoy posibles soluciones.

piramide-alimentar-brasileira-com-alimentos

La seguridad alimentaria fue definida en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de 1996, como aquella que existe “cuando todas las personas tienen en todo momento, acceso físico y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos, para satisfacer sus necesidades y preferencias alimenticias, para llevar una vida activa y sana”. Para lograrla, se requieren nuevas estrategias, pues el sistema, tal como funciona actualmente, no parece genuinamente orientado a esta meta.

El concurso Thought for Food Challenge, busca y premia las mejores ideas para lograr la seguridad alimentaria, la mayoría provenientes de jóvenes. Las propuestas de este año incluyen ambiciosas e interesantes alternativas, como la de llevar agua desalinizada a tierras erosionadas o desérticas.

La seguridad alimentaria de las próximas generaciones es un reto que requiere un compromiso compartdio en el presente. Hoy, se produce alimento para 12,000 millones de personas, lo suficiente para alimentar a casi dos poblaciones mundiales, sin embargo se calcula que aún más de mil millones de personas sufren hambre. Pero, ¿cómo convertir lo anterior en soluciones concretas?

Aquí algunas alternativas, seleccionadas como finalistas por el concurso Thought for Food Challenge:

1. Granjas Verticales: mediante un sistema acuapónico, este tipo de granjas acercarían la producción de alimentos a las áreas urbanas. El equipo de Agrilution, de la HAS University of Applied Science, diseñó una especie de clósets-granjas, adaptables a cualquier hogar.

2. Certificación alimentaria: se trata de una estrategia de certificación para proveer de información a los consumidores de países desarrollados, sobre aquellos restaurantes y productores de comida que apliquen criterios sustentables. A su vez, destinarán una porción de las ganancias de los negocios certificados, para el financiamiento de grupos de soporte alimentario.

3. Incentivos para el tratamiento de desperdicios de comida: es un sistema de recolección de desperdicios orgánicos, los cuales serían llevados a una planta central para convertirlos en productos agrícolas usando un digestor anaeróbico.

4. Recuperar tierras áridas: desde Kenia, 5 estudiantes del equipo Team O.A.S.I.S., proponen llevar pipas de agua marítima desalinizada, hacia tierras deforestadas o desertificadas.

El principal reto dentro los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el 2000, fue reducir a la mitad la proporción de personas que padecen hambre para el 2015 –misión cumplida hasta ahora por veinte países. Además de las donaciones mundiales, la innovación constituye una herramienta esencial para encarar con éxito este reto fundamental.

[FAENA]