7 razones para cuidarte del Gluten

Estas son algunas razones por las que el gluten es el malo del cuento.

gluten_3_blog_interior

Si pones atención a lo que sucede a tu alrededor, seguro que conocerás a más de una persona que ha decidido eliminar el gluten de su dieta.

Convencidos de que los hace sentir mal y que es la causante de sus molestias digestivas; En EEUU, por ejemplo, cada vez son más quienes eliminan este ingrediente de sus vidas, incluso estando completamente sanos. Estas son 7 razones por las que tal vez decidas hacer lo mismo.

1. Son adictivos

sugar-cravings

Los granos que contienen gluten causan adicción (entre más los comes más los necesitas). Los famosos “sugar cravings” son el resultado de una ingesta previa de gluten.

2. Afectan emocionalmente

irritado

El gluten, además de afectar tu balance químico sanguíneo, afecta tu estado emocional, te sientes más sensible o más irascible. (Mucha gente incluso reporta una nube o niebla cerebral que le impide concentrarse en las tareas más básicas).

3. Puede causar problemas digestivos

10-Remedios-caseros-para-Tratar-Problemas-digestivos

La gliadina del gluten actúa sobre la zonulina una proteína que modula la permeabilidad de la pared del tubo digestivo.

4. Descuida el intestino

dolor_de_estomago

El intestino es un tubo muy largo de 10 o 12 metros de largo y tiene en su interior una capa simple de células. Estas son las células que nos defienden del enemigo exterior del ambiente; previenen el paso descontrolado de sustancias, químicos, toxinas, macromoleculas que pueden entrar en nuestro cuerpo.

5. Inflama

Remedios-herbales-para-la-hinchazon-abdominal-1

Si tienes una mala digestión, tienes una mala eliminación y por consecuencia una segura inflamación.

6. Mala circulación

img.irtve

El gluten también reduce el flujo sanguíneo al cerebro e interfiere con la función tiroidea.

7. Alto riesgo de intolerancia

Consejos-para-mantener-una-dieta-saludable-teniendo-intolerancia-a-lactosa-o-gluten1

El gluten es la nicotina de nuestra generación y la intolerancia a la misma es mucho más predominante de lo que pensamos.