Diabesidad… La real epidemia de hoy

La diabesis es una de las causas principales de enfermedades crónicas en el siglo XXI, incluyendo trastornos cardiacos, derrame cerebral, cáncer y demencia.

Diabesis_blog_interior

Seguramente ya has escuchado hablar de la DIABESIS, el nuevo término para englobar una serie de problemas de salud desde una ligera resistencia a la insulina y sobrepeso hasta obesidad y diabetes.

Pero, ¿qué es la resistencia a la insulina?

Cuando tu dieta es abundante en calorías “vacías” y azúcares de absorción rápida, calorías líquidas (refrescos, jugos, bebidas deportivas o aguas vitaminadas) y carbohidratos refinados (pan, pastas, arroz y papas), tus células lentamente se van haciendo resistentes o insensibles a los efectos de la insulina, y necesitan más y más para mantener balanceados los niveles del azúcar en la sangre. Un alto nivel de insulina es la primera señal de problema. Lamentablemente, la mayoría de los médicos no hacen el análisis correspondiente. Mientras más altos sean tus niveles de insulina, mayor será tu resistencia a ella. A medida que empeora el problema, tu cuerpo comienza a perder músculo, a ganar grasa, a inflamarse, lo que provoca un rápido envejecimiento y deterioro.
La hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre) es a menudo un síntoma precoz de resistencia a la insulina. Si te saltas comidas o ingieres demasiada azúcar o carbohidratos refinados, experimentarás variaciones en el nivel de azúcar en la sangre que te harán sentir ansioso, irritable, cansado, e incluso pueden causar palpitaciones y ataques de pánico. De hecho, el azúcar en tu sangre es lo último en subir. Tu insulina es la primera en dispararse.

La diabesis es el resultado de desbalances en nuestra biología que ocurren como consecuencia de las interacciones entre nuestros genes y nuestro entorno.

La buena noticia es que con una intervención agresiva en el estilo de vida y cambios en la dieta, tú puedes revertir la diabesis. Hay claras evidencias en la literatura científica de que la diabesis detectada y tratada en etapas iniciales evita la diabetes.

Comer alimentos integrales, reales y frescos, y hacer ejercicio, reducirá tus niveles de azúcar en la sangre y los niveles de insulina. La alimentación no se limita a calorías solamente. Es información. La calidad de los alimentos que incorporamos a nuestro organismo rige el funcionamiento de nuestros genes, metabolismo y salud en general. Consumir alimentos potentes, alteradores de genes, integrales, reales y frescos que tu cocinas puede cambiar rápidamente tu biología.