8 trucos para un cuerpo más musculoso

Algunas fórmulas naturales que te ayudarán a ganar músculo sin hacerte daño.

640-masmusculo_e65c2a35879d34e12f0bdfd968a3e993

Un entrenamiento rápido

Al bajar el peso (en la fase negativa) es cuando más trabajan las fibras musculares. Con 2 series puedes sacar el beneficio de 4.

¿Cómo? Levanta el peso de forma normal pero bájalo despacio. Duele, pero merece la pena.

Nota: La fase negativa puede causar daño muscular, así que no hagas más de 2-4 series.

Alarga la serie

Si, por mucho que lo intentes, no consigues levantar el peso una vez más, no lo hagas. Simplemente, mantén la posición y deja que la gravedad haga todo el esfuerzo.

¿Cómo? Al final de una serie de dominadas, aguanta un poco en la posición de máxima tensión.

Nota: No te descontroles. Aprieta los dientes hasta que empieces a temblar.

Ponte a prueba

Esto duele, pero funciona. Un ejercicio de aislamiento previo “preagota” las fibras musculares, de manera que luego ganas más masa muscular con el ejercicio principal.

¿Cómo? Haz 6 extensiones de piernas y luego 6 sentadillas. Intenta no llorar.

Nota: No utilices esta estrategia con los hombros, porque los tendones son propensos a lesionarse.

Fuerza instantánea

Para potenciar el crecimiento muscular, mantén el peso inmóvil en la posición de mayor tensión. El músculo se inflará por sí solo.

¿Cómo? Aguanta 5 segundos en la posición más alta de un curl de bíceps y luego baja.

Nota: No contengas la respiración ni mantengas la tensión durante más de 5-10 segundos.

Supera un estancamiento en el recorrido

Éstas te obligan a trabajar la parte del movimiento que más te cuesta. En el caso del press de banca, el tercio inferior.

¿Cómo? Haz 3-5 series de 8-10 repeticiones parciales (un cuarto del recorrido normal) tres sesiones seguidas. La siguiente sesión, vuelve al recorrido completo.

Nota: Pide a alguien que te eche una mano. Es la parte que más te cuesta, así que no te hagas el héroe.

Levanta mucho peso

Ésta es de cajón. Si alguien te ayuda a levantar el peso cuando no puedes hacerlo tú solo, te aseguras de machacar al máximo tus maltrechos músculos.

¿Cómo? Haz 6-8 repeticiones con suficiente peso como para que los músculos lleguen al fallo. Saca un par de repeticiones más con una ayuda mínima de la otra persona. En la siguiente sesión, vuelve a hacer el recorrido completo.

Nota: Si en lugar de los músculos te duelen las articulaciones, déjalo. Eso son tus tendones pidiéndote clemencia.

Termina la serie

Si no puedes terminar la serie, en lugar de dejar el peso prueba a descansar 5-15 segundos. Los músculos recuperarán fuerza y crecerán más.

¿Cómo? Carga un peso elevado y descansa 5-15 segundos después de cada repetición.

Nota: Este truco no sirve para el final de la sesión; los músculos no lo aguantarán

Saca una repetición más

Para terminar, haz trampa del modo que sea. Pero hazlo solo en la última repetición. Proporcionarás un estímulo de crecimiento adicional a los músculos sin forzar el cuerpo en exceso.

¿Cómo? Utiliza la inercia, cambia el agarre… lo que sea.

Nota: Esto únicamente sirve para la última repetición