Entrena sin moverte

¡Pon a prueba tu resistencia con el circuito isométrico definitivo!

Es cierto, los fuertes sobreviven… y además son los que atraen todas las miradas. Resistir la fatiga te ayuda a seguir en la lucha, de forma que cuando termine la batalla tú seas el último hombre en pie. Mide tu capacidad de aguante con este circuito isométrico, que te obliga a mantener la posición en el punto más difícil de tres ejercicios clásicos.

Si lo haces todas las semanas, aumentarás la actividad de las estructuras que producen energía en las fibras musculares. El resultado: más fuerza para levantar peso y más aguante para sumar repetición tras repetición.

Instrucciones

Haz los ejercicios isométricos siguientes en el orden que quieras. Aguanta la posición todo el tiempo posible antes de pasar al siguiente ejercicio. Tu objetivo: completar los tres ejercicios en 5 minutos, sin pararte a descansar en ningún momento.

FLEXIÓN ISOMÉTRICA


Ponte en la posición de hacer flexiones: el cuerpo recto, los pies juntos y los brazos totalmente extendidos. Baja el cuerpo hasta que el pecho esté a un par de centímetros del suelo y aguanta.

SENTADILLA ISOMÉTRICA


Pon la espalda completamente recta, separa los pies el ancho de los hombros y extiende los brazos hacia el frente. Agáchate hasta que los muslos estén al menos paralelos al suelo y aguanta la postura.

SENTADILLA SPLIT ISOMÉT.


Adelanta el pie izquierdo un metro aproximadamente. Baja el cuerpo hasta que la rodilla izquierda forme un ángulo de 90º y la rodilla derecha casi toque el suelo. Aguanta la posición. Cambia de pierna y repite.

[M’sH]