Entrenamiento HIIT para este verano

Entrenamiento HIIT para este verano

Es lo último en rutinas para quemar grasa. ¡Hazlo así y define tu six-pack!

El HIIT (High Intensity Interval Training), o Entrenamiento por Intervalos de Alta Intensidad, pisa fuerte. De hecho, se trata de la tendencia mundial número 1 de entrenamiento para la mejora condición física y quema de masa grasa.

En realidad no es nada más (y nada menos) que un entrenamiento cardiovascular compuesto por periodos cortos de alta intensidad seguido por periodos cortos de recuperación activa o descanso. Los entrenamientos HIIT no suelen durar más de 30 minutos precisamente porque la intensidad debe ser máxima. Vamos, que hay que darlo todo. Además, un programa HIIT, comparado con otros entrenamientos cardiovasculares continuos, consigue disminuir el índice de grasa de forma significativa y reducir considerablemente la enzima responsable de la producción de grasa. Así que ya sabes: si quieres mantener tu six-pack durante este verano, planifica bien tu HIIT y optimiza al máximo tus resultados en la menor cantidad de tiempo posible.

¿Cómo funciona?

Básicamente, mezclando periodos cortos de tiempo de un entrenamiento cardiovascular muy intenso, con periodos, también cortos, de una intensidad baja, descanso activo o total. Pero para saber cómo funciona, hablemos de las adaptaciones metabólicas. A través del entrenamiento HIIT, tu cuerpo puede llegar a quemar desde un 15% hasta un 50% más de grasa.

¿Cuanto dura una sesión?

Esto es un entrenamiento de alta intensidad, así que el tiempo del entrenamiento por intervalos no debería sobrepasar los 20-30 minutos, que deben emplearse para la fase principal de intervalos. No te olvides de realizar una buena activación muscular al inicio del entrenamiento, de 5 a 15 minutos, y estirar la musculatura entre 5 y 15 minutos cuando hayas acabado.

¿Cuántos días debo entrenar?

2 o 3 veces por semana sería lo ideal. Recuerda que deberás dejar 24 horas de descanso entre cada HIIT para ofrecerle a tu cuerpo tiempo suficiente para recuperarse y poder ofrecer el 100% de intensidad y de esfuerzo en la siguiente sesión. Realizando buenos periodos de recuperación, podrás conseguir que tu cuerpo no se sobreentrene ni tampoco se sobrecargue.

¿Cuándo notaré los resultados?

Los beneficios los notarás tan sólo finalizar la primera sesión. Verás que tu cuerpo sigue activado durante más tiempo, quemando grasa incluso una hora después de haber acabado el entrenamiento.

Manteniendo una buena alimentación y una planificación de 3 entrenamientos HIIT por semana, tu cuerpo cambia considerablemente en un plazo de un par de semanas.

¿Por dónde empiezo?

Empieza con entrenamiento básico con un ratio 1:4, 1:3 y 1:2 (trabajo : descanso), siempre obteniendo un descanso superior al trabajo realizado y con pocas rondas o ciclos. Puedes incrementar el nivel e intensidad a través de ratios 1:1, 2:1, 3:1 y 4:1, o ampliar los números de ciclos o rondas a realizar. Es importante que tus pulsaciones se mantengan en tu FCMax –descúbrela con la siguiente fórmula: 209 (edad x 0,7)– y mantenla durante tu entrenamiento de un 75% (principiante) hasta el 90% (avanzado).

¿Listo? ¡A darle!

[MH]