Este entrenamiento funciona más que el cardio

Este entrenamiento funciona más que el cardio

Combina la musculación con el cardio y saldrás antes del gimnasio.

Balancear las pesas rusas o kettlebells no sirve solamente para fortalecer tus bíceps. El entrenamiento con kettlebells puede hacer que el ritmo de tus pulsaciones aumente tanto como lo hace con un entrenamiento de cardio, según recoge un nuevo estudio en el Journal of Strength and Conditioning Research.

La investigación del estudio se basó en la experiencia de los participantes que completaron dos tipos de entrenamientos en días distintos: una sesión de treinta minutos de pesas rusas y media hora corriendo en cinta (6,4 km por hora a un 4% de inclinación).

Antes del entrenamiento con kettlebells, los participantes aprendieron cómo hacer el movimiento correctamente, lo que es muy importante para evitar lesiones: pasar las pesas entre las caderas al hacer la sentadilla, manteniendo la espalda recta, alargando los brazos y levantando el pecho.

Entonces empieza el ejercicio: tres series de diez repeticiones de swing de kettlebell a dos manos, y a continuación diez repeticiones de peso muerto tipo sumo. Cada set  duró 10 minutos y dejaron 3 minutos de descanso entre cada uno de ellos (las mujeres usaron kettlebells de 12 kg, pero si era demasiado, podrían bajar a 10 kg en el siguiente ejercicio).

¿El resultado? Los dos entrenamientos resultaron ser similares en cuanto a quema de calorías,  y el consumo de oxígeno cumple con las recomendaciones del Colegio Americano de Medicina del Deporte. Pero las participantes alcanzaron un ritmo de pulsaciones más alto con los ejercicios de kettlebells que corriendo con la cinta. Esto sugiere un gran potencial de las pesas, ya que sirve como entrenamiento de cardio, a parte de las mejoras obvias en cuanto a musculación, según apunta el estudio. Además, los ejercicios con kettlebell tienen menor impacto en el cuerpo que otros entrenamientos aeróbicos, com el running o saltar a la cuerda.

[W’sH]