¡Gana fuerza en tus brazos!

Gana fuerza en tus brazos!

Esta combinación de ejercicios complejos te ayudará a acelerar tu metabolismo, disparar tu testosterona y ganar fuerza.

*Haz cinco repeticiones de cada uno de los tres siguientes ejercicios. Completa tres series, descansando dos minutos entre cada una de ellas.

PESO MUERTO + ENCOGIMIENTO DE TRAPECIOS


Coge una barra (con las palmas mirando hacia las pantorrillas) y coloca los pies separados la anchura de los hombros.

1. Con la espalda recta y los brazos estirados, contrae los glúteos y presiona los pies contra el suelo al tiempo que estiras las piernas. Ponte de puntillas y encoge los hombros.

2. Haz una pausa, echa la cadera hacia atrás y baja la barra hasta las rodillas.

3. A continuación, da un empujón con la cadera hacia delante y encoge los hombros hacia las orejas.

4. Baja la barra hasta el suelo. Continúa con la siguiente repetición.

¿Qué necesitas para este ejercicio?

 – Barra olímpica

– Discos de goma

– Guantes con muñequera

– Cinturón de contorno

PESO MUERTO RUMANO CON MANCUERNAS + PRESS DE HOMBROS

De pie, con las rodillas ligeramente flexionadas, sostén unas mancuernas frente a los muslos.

1. Echa la cadera hacia atrás, bajando las pesas hasta la altura de las espinillas (foto).

2. Recupera la posición inicial. Haz una pausa y, en un mismo movimiento, sube las mancuernas y baja el cuerpo para “sujetarlas” frente a los hombros. Las pesas deben deslizarse hasta quedar sobre los dedos, y los codos deben quedar hacia delante.

3. Levántate y haz una pausa. Dobla las rodillas ligeramente y, mientras estiras las piernas, levanta las pesas por encima de la cabeza.

4. Baja las pesas hasta la posición inicial.

¿Qué necesitas para este ejercicio?

 – Mancuernas ajustables

– Guantes con muñequera

– Cinturón de contorno

SENTADILLA + BUENOS DÍAS + PRESS DE HOMBROS


Cárgate una barra sobre la espalda, cogiéndola por detrás, y con los pies separados la anchura de los hombros.

1. Sin doblar la espalda, baja el cuerpo como si te fueras a sentar, hasta que tus muslos queden paralelos al suelo (foto).

2. Levanta el cuerpo y haz una pausa. A continuación, flexiona la cadera todo lo que puedas sin perder la curvatura natural de la columna.

3. Contrae los glúteos y empuja la cadera hacia delante hasta quedar erguido. Haz una pausa, flexiona ligeramente las rodillas e impúlsate hacia arriba con las piernas, de modo que la barra quede por encima de la cabeza.

4. Recupera la posición inicial.

¿Qué necesitas para este ejercicio?

 – Barra olímpica

– Discos de goma 

– Guantes con muñequera

– Cinturón de contorno

[M’sH]