Rutina militar en 5 movimientos

Rutina militar en 5 movimientos

Gana la batalla contra la grasa quemando calorías con esta rutina militar.

La preparación física en el ejército va más allá de las consabidas flexiones que mandan como castigo los instructores gritones. Los entrenamientos militares requieren fuerza, desde luego, pero para hacer una marcha de varios kilómetros con una enorme mochila de combate a cuestas hace falta sobre todo resistencia. ¿En qué se traduce eso para ti? En un entrenamiento de cuerpo entero diseñado para gastar calorías a mansalva. Haz cada ejercicio durante 30 segundos, descansa otros 30 segundos y pasa al siguiente. ¿Te ves capaz de completar tres circuitos? Entonces intenta hacer cuatro.

1. Medio Burpee

Agáchate y apoya las manos en el suelo (A). Lanza los pies atrás para ponerte en la posición del puente (B) y regresa de un salto a la posición inicial (C). ¿Te sientes fuerte? Añade un salto vertical después de recoger las piernas y convierte el ejercicio en un burpee completo.

2. Bicicleta

Túmbate boca arriba con las rodillas flexionadas, las manos entrelazadas en la nuca y los codos abiertos (A). Levanta los hombros y los pies del suelo y acerca una rodilla al pecho a la vez que rotas el tronco para tocar esa rodilla con el codo contrario (B). Cambia de lado continuamente, a buen ritmo pero sin descuidar la ejecución. Tienes que rotar toda la cintura escapular, no solo los brazos (C).

3. Saltos de tijera con press militar

Los saltos de tijera de toda la vida, pero con peso añadido. Sujeta una mancuerna de 2 kg con cada mano a la altura de los hombros, con los codos flexionados y los antebrazos verticales (A). Abre las piernas de un salto a la vez que levantas las pesas por encima de la cabeza con las palmas enfrentadas (B). Baja las manos al juntar otra vez los pies de un salto. Continúa lo más rápido que puedas sin reducir el rango de movimiento.

4. Sentadilla de leñador

Separa los pies el ancho de los hombros, abre un poco las puntas de los pies y colócate las pesas juntas detrás de la cabeza con los brazos flexionados (A). Haz una sentadilla a la vez que bajas las pesas por delante como si cortaras un tronco con un hacha. Termina el movimiento con los brazos entre las rodillas (B). Cuando te incorpores, vuelve a situar las pesas en la posición inicial. Continúa a buen ritmo pero marcando bien los movimientos.

5. Puente con cambios de apoyo

Ponte en la posición de puente con los antebrazos apoyados en el suelo, las puntas de los pies flexionadas, los brazos en ángulo recto y las caderas a la misma altura que los hombros (A). Levanta una mano del suelo y apóyala donde estaba el codo (B). Haz lo mismo con la otra mano para completar la transición del apoyo sobre antebrazos al apoyo sobre manos (C). Vuelve a apoyar un antebrazo y luego el otro (D). Continúa así durante 15 segundos, y los 15 segundos siguientes lleva la iniciativa con la otra mano.

No olvides darle ME GUSTA a nuestra página en FB y contarnos como te fue con esta rutina. ¡A darle!

[WM]