#RUTINA para ellas | 6 ejercicios para unos pechos firmes

#RUTINA para ellas | 6 ejercicios para unos pechos firmes

En el reparto de pechos, tu fuiste una de las últimas en llegar. Definitivamente, la naturaleza no estuvo de tu lado: tus pechos no te agradan. Ahora bien, antes de considerar pasar por el quirófano, prueba estos ejercicios. Ellos te ayudarán a mejorar el aspecto de tus bubis de una forma más natural y menos dolorosa. ¿Lista?

Ejercicio 1

*Para los próximos 2 ejercicios, necesitarás una pelota y una esterilla (opcional).

– Colócate en la posición de lagartija y apoya la mano derecha sobre la pelota.

– Mantén el cuerpo en línea recta –para ello, es importante que endurezcas los músculos de las piernas, las nalgas y el abdomen–.

– Flexiona los codos lentamente y desciende lo máximo que puedas. Haz 4 sets de 8 repeticiones cada uno y cambia la pelota de mano.

Ejercicio 2


– Recuéstate boca arriba, con las rodillas flexionadas. Sostén la pelota justa arriba de tu pecho.

– Extiende los brazos lo más que puedas, como si quisieras tocar el techo con la pelota. En este movimiento, asegúrate de que tus abdominales estén contraídos y, por sobre todo, de que tu espalda baja no se despegue del suelo. Haz 4 sets de 20 repeticiones cada uno.

Ejercicio 3


*Para este ejercicio, necesitarás una pelota suiza y una mancuerna.

– Toma la mancuerna con la mano izquierda y recuesta la espalda superior sobre la pelota suiza.

Eleva las caderas de modo de formar con los hombros y las rodillas una línea recta.

– Coloca la mancuerna junto a tu pecho y elévala lentamente –solo debe moverse el brazo, nada más–. Luego, desciende la mancuerna, flexionando los codos. Haz 4 sets de 8 repeticiones con cada brazo.

Ejercicio 4


*Para los próximos 3 ejercicios, necesitarás 2 mancuernas.

– Toma una mancuerna con cada mano y ponte de pie. Alinea los pies con el ancho de las caderas y flexiona levemente las rodillas.

– Levanta suavemente los brazos hasta formar una ‘Y’. Después, vuelve a la posición inicial, realizando un movimiento lento y controlado. Haz 4 sets de 20 repeticiones.

Ejercicio 5


Toma una mancuerna con cada mano y colócate en la posición que muestra la imagen. Presta atención a que las mancuernas se encuentren justo debajo de los hombros y que los pies estén más separados que el ancho de las caderas.

– Sin mover las caderas, flexiona un codo y lleva la mancuerna hacia el pecho.

– Con suavidad, retorna a la posición inicial y haz lo mismo con el otro brazo. Esta es una repetición. Deberás hacer 4 sets de 8 repeticiones cada uno.

Ejercicio 6


– Toma una mancuerna con cada mano, ponte de pie y alinea tus pies con el ancho de las caderas. Las palmas deben apuntar hacia arriba.

Flexiona levemente las rodillas, inclina las caderas hacia atrás y haz que tu torso quede casi paralelo al suelo.

– Sin mover el torso, levanta los brazos hasta la altura de tus hombros. Permanece en esta posición por unos segundos y retorna a la postura inicial. Haz 4 sets de 20 repeticiones.

Esta es la serie de ejercicios que te proponemos. Eso sí, no empieces levantando mucho peso –1/2 kilo estará bien–. Si tienes constancia y algo de determinación, después de unas semanas notarás la diferencias. ¡Tus bubis quedarán completamente renovadas!

[WH]