Ejercicio tras el Parto

Ejercicio tras el Parto

Si has sido una mujer activa, lo ideal es que retomes la actividad cuanto antes. El embarazo y postparto, si no ha habido complicaciones, no son impedimento para realizar actividad física.

Lo ideal sería empezar por recuperar el tono en pared del abdomen y sobre todo del suelo pélvico. Más que ejercicios de abdominales te recomiendo activar al suelo pélvico, hay muchos ejercicios sencillos y efectivos. También es interesante realizar ejercicios de fuerza pero con intensidad de baja a moderada para evitar presiones intraabdominales intensas. Trata de comenzar con un trote ligero y caminar, bici, elíptica o natación, ejercicios sin impacto y poco a poco ir incrementando la intensidad según tus sensaciones, nadie mejor que tú para valorar tus propios progresos. El tema de la lactancia no es problema, estudios al respecto han puesto de manifiesto que el ejercicio aeróbico moderado no causa efectos negativos sobre la leche. Sin embargo, cuando el ejercicio que se realiza es intenso, acercándose al umbral anaeróbico, con la aparición de ácido láctico en sangre que pasa a la leche, pudiendo adquirir un sabor amargo que es rechazado por el bebé.

Lo habitual es que los niveles de ácido láctico permanezcan en la leche durante 90 minutos después de haber concluido el ejercicio, por lo que las madres que deseen amamantar a su bebé han de hacerlo antes del ejercicio o al menos una hora y media después de que éste haya finalizado para evitar así que se presenten alteraciones en su sabor. Así que puedes comenzar inmediatamente.