El snack correcto
No es malo consumir alimentos entre comidas, el truco es escoger bien.

Si alguien te dice que nunca se da un gusto entre cada comida principal, te miente. Todos experimentamos antojos, ya sea porque no comemos de la forma adecuada o porque decidimos saltarnos el desayuno.

El problema de visitar la máquina de golosinas es que, sin darte cuenta, te pones una trampa (los chocolates y las galletas han sido catalogados como entremeses y es la primera opción de muchas personas). Mejor ingiere algo que te deje satisfecho sin que represente una dosis sacarina excesiva.

Fruta y ensalada de semillas

Fácil de hacer y transportar. Intenta prepararla con plátanos para que te llene más y te proporcione energía. Las nueces y semillas le darán un toque crujiente. Para darle un poco de variedad ponle algunas frutas tropicales.

Galletas con queso Cottage y betabel

Licua betabel cocido (y frío) con un poco de Cottage y agrégale una cucharada grande de rábano para darle un ligero sabor picante. Úntalo en una galleta salada o en pan tostado y voilà.

Jitomates deshidratados horneados

Son muy fáciles de preparar. Puedes usar cualquier jitomate maduro. Pártelo a la mitad, ponle un poco de ajo y tomillo a cada una y luego hornea (al nivel más bajo) durante cuatro o cinco horas. Deja que se seque y aderézalo con un poco de humnus. Es un manjar irresistible.

Frutas secas

Es bueno tener una pequeña bolsa de pasas para cuando quieras algo dulce y que no te llene demasiado. Están repletas de azúcar (son mejores que los dulces, pero no comas como loco). Unos pedazos de mango o piña seca también son suficientes para calmar esos antojos. Puedes adquirir una bolsa de frutas secas con nueces.

Pasteles de arroz

Si, estos bocadillos pueden darte esa sensación de satisfacción estomacal porque el cereal se infla un poco cuando lo ingieres.