Errores comunes al seguir una dieta

Errores comunes al seguir una dieta

Muchas veces iniciamos una dieta con bastante seriedad y voluntad. Sin embargo, no comprendemos por que después de un mes no hemos logrado rebajar un kilo.

Lo que, tal vez, no sabemos es que hemos cometido, sin darnos cuenta, una serie de errores lo que ha causado su fracaso.

En este sentido, se presenta una serie de acciones que debemos evitar a la hora de adoptar un régimen de adelgazamiento.

  • Pedir siempre ensaladas en los restaurantes. Si una persona se encuentra en un régimen para adelgazar muchas veces cae en la tentación de solicitar una ensalada en un restaurante pensando que de esta forma podrá mantener su dieta aunque esté fuera de casa. Puede ser un grave error, ya que existen ensaladas que en lugar de adelgazar pueden hasta engordar por la gran cantidad de aderezos (mayonesa, salsas, quesos entre otros) que contienen.
  • Caer en el síndrome del requesón. Muchas personas sometidas a una dieta de adelgazamiento centran su atención en un alimento en particular, como las galletitas saladas, el arroz integral o el requesón, ya que les hace más llevadero la dieta. Sin embargo, sólo comer algunos alimentos puede resultar peligroso, ya que se priva al organismo de los nutrientes que requiere. Por ello, aunque la dieta se base, por ejemplo, en la toronja, está debe contener otros alimentos para que ésta sea sana y balanceada.
  • Renunciar totalmente a los caprichos Si bien es cierto que comer de una manera sana es la clave para tener éxito al perder peso, es muy probable que quienes hacen dieta y renuncian completamente de los dulces y otros “caprichos” fracasen en su intento por adelgazar. Es necesario complacerse de vez en cuando, ya que representa como un premio después de tanto sacrificio que conlleva una dieta.
  • Saltarse el desayuno. Muchas personas piensan que con saltarse el desayuno pueden reducir más rápidamente de peso. Sin embargo, está creencia es errónea. Es importante desayunar, ya que provee los nutrientes necesarios para que el organismo inicie un día de trabajo. Además, sino se desayuna, se puede sentir el estómago vacío y empezar a picar de manera desordenada. De esta forma en lugar de adelgazar, se engorda.
  • Comer cuando se tiene estrés. No hay momento que más se apetece un antojo que cuando se está agotado y esto se debe, según estudios, a que cuando una persona está nerviosa o cansada, su organismo intenta conseguir energía. Sin embargo, la necesidad primaria en ese momento es el descanso y la relajación, no comida. Es necesario practicar técnicas de relajación y dormir ocho horas como uno de los pasos fundamentales para perder peso.
  • No maquillarse ni arreglarse cuando se está haciendo una dieta. Muchas mujeres cuando se encuentran en un régimen para adelgazar no usan maquillaje o se visten con jeans viejos y pasados de moda. Nada baja más la autoestima que verse gorda. Sin embargo, tampoco resulta positivo esperar a estar delgada para lucir bella. Es necesario cuidarse y verse bien en el proceso de adelgazamiento. De esta forma es más probable que se tenga éxito en la pérdida de peso.
  • Comer abundante alimentos “light” Es importante comprender que los productos “light” aunque tienen menos calorías, si se comen en abundancia pueden, también, engordar. Por ello, es necesario consumirlos de manera moderada si se quiere bajar de peso.
  • Pesarse todos días. Si una persona se pesa constantemente puede aumentar su ansiedad por adelgazar lo cual puede ser un elemento que contribuya al fracaso de una dieta. Resulta aconsejable pesarse una vez a la semana, siempre en la misma báscula y en el mismo momento del día.
  • Tomar píldoras para adelgazar. No se debe consumir estos fármacos sin el control médico, ya que podría ocasionar graves efectos secundarios a la salud.
  • Olvidarse del ejercicio o hacerlo en exceso Muchas personas piensan que con sólo hacer una dieta se puede adelgazar sin problema lo cual no es cierto. Es importante la actividad física como caminar, nadar y hasta bailar (como mínimo 20 minutos por día). ya que ayuda a quemar calorías y grasa lo cual complementa la dieta.
  • Tampoco se debe realizar ejercicios bruscos, intensos e indiscriminados con elfin de rebajar más rápidamente, ya que puede afectar la salud del organismo. Los extremos no son buenos; es mejor realizar ejercicios en su justa medida.