La circuncisión podría evitar la infección de VIH, virus de Papiloma y Herpes genital

La circuncisión podría evitar  la infección de VIH

De acuerdo con una investigación reciente, los hombres circuncidados tienen menor probabilidad de infectarse por VIH y otros virus asociados a enfermedades sexuales.

La circuncisión es un procedimiento quirúrgico que, aunque originalmente ligado a circunstancias religiosas y rituales, tiene en el fondo una importante función vital y de salud, pues se encuentra asociada a condiciones higiénicas de los aparatos urinario y reproductor del hombre.

Ahora a las ventajas de esta práctica se agrega una más verdaderamente sorprendente, pues de acuerdo con Lance Price, investigador de la Universidad George Washington, la circuncisión es capaz de prevenir la infección del Virus de Inmunodeficiencia Humana, VIH, causante del SIDA, esto porque al remover parte del prepucio se remueve también el área donde habitan bacterias anaeróbicas cuya presencia activa células del sistema inmune que poseen este retrovirus.

Price observó esta situación en hombres sudáfricanos que a pesar de mantener relaciones con mujeres portadoras del VIH, no contraían el virus para sí. En la mayoría de los casos se trataba de hombres circuncidados. Asimismo, el fenómeno se repitió para el virus del papiloma humano (VPH) y el causante del herpes genital.

El investigador, en colaboración con otros colegas, observó lo mismo entre adultos ugandeses, encontrando menor biodiversidad de microbios (microbioma) viviendo en el área del pene libre de prepucio.

Hasta ahora no se sabe bien a bien por qué ocurre esto, pero se explora la posibilidad de que un tipo de células del sistema inmune conocidas como Langerhans se reproduzcan, en el caso de un pene no circuncidado, al interior de células T, las cuales contribuyen en la respuesta defensiva del sistema inmune. Al actuar de este modo, las células Langerhans favorecen en vez de ayudar a combatir la lucha contra el VIH.