La nueva Tendencia: Educar a bebés a ir al baño sin pañales

La nueva Tendencia: Educar a bebés a ir al baño sin pañales

La comunicación eliminatoria es el método de crianza que permite a los bebés a aprender a ir al baño sin la necesidad de los costosos y contaminantes pañales.

Para muchos padres la idea de entrenar a sus bebés a ir al baño sin usar pañales parece una noción imposible, sin embargo una tendencia que se empieza a popularizar alrededor del mundo. Hay muchas ventajas de no usar pañales, por ejemplo no tenemos que cargar con la culpa de desechar pañales que tardan cientos de años en degradarse y un bebé sin pañales no sufre de rozaduras ni infecciones, además, a algunas madres les gusta sentirse más conectadas con las evacuaciones de sus bebés.

La técnica conocida como “comunicación eliminatoria” enseña a los niños a ir al baño sin el uso de pañales (sintéticos o reusables). Para hacerlo se pueden utilizar recipientes dispersados por toda la casa en dónde los niños pueden ir al baño, o se crea una asociación entre sonidos emitidos (siseos y chasquidos) y las evacuaciones, también se les enseña a los niños a ir al baño en la calle en el espacio que separa dos coches estacionados.

Jada Shapiro una doula de Nueva York explica que enseñar el método de comunicación eliminatoria es un requerimiento para su trabajo y que a muchos padres les interesa regresar a métodos tradicionales de crianza que les permiten enseñar a sus hijos, en sintonía con la naturaleza, a regular sus funciones físicas. Jada explica que aquellas madres que utilizan el método de comunicación eliminatoria generalmente ponen pañales a sus bebés para salir a restaurantes o a la tienda, pero ya que es una especie de condicionamiento preparatorio, la mayoría de esos bebés dejan de usar pañales por completo a los 18 meses. Antes de la mayoría de los bebés que en promedio dejan de usarlos entre los dos y tres años.

Este método puede causar un poco de asco en algunos, ya que la idea de permitir que un niño lleve a cabo todas sus funciones físicas por la casa suena anti-higiénico, sin embargo limpiar la casa no es más tedioso que cambiar pañales sucios o lavar aquellos que son reusables.

La comunicación eliminatoria es un método útil para disciplinar a los bebés a ir al baño, a fortalecer las relaciones entre padres e hijos, una manera de cuidar el medio ambiente, ahorrar dinero y prevenir enfermedades, sin embargo, se debe practicar con cautela —no dejar que un bebé sienta que es normal hacer popó en medio de la acera, por ejemplo. De cualquier manera, enseñar a los hijos a observar un poco de disciplina se ve reflejado en un comportamiento más maduro y en un mejor entendimiento de su cuerpo.