Los tantos secretos de Splenda: Efectos secundarios

Los tantos secretos de Splenda: Efectos secundarios

Cada vez es más frecuente que el Aspartamo (neurotoxina compuesta por 3 ingredientes: ácido aspártico, fenilalanina y metanol) traiga malas noticias. Pero ¿Qué pasa con el edulcorante artificial ‘Sucralosa’ (Splenda)? ¿Consumir Splenda es seguro?

Conocido comercialmente como Splenda, la sucralosa es un producto sintético, una molécula de azúcar clorada de la empresa McNeil Nutritionals, LLC, subsidiaria de Johnson & Johnson. Splenda sigue siendo utilizado por los consumidores que vigilan su peso y nivel de azúcar en la sangre. El Consejo de Control de Calorías está más que dispuesto a destrozar los argumentos de que consumir Splenda es seguro, incluyendo estudios incluso por la prestigiosa Universidad de Duke, y las afirmaciones de los practicantes de medicina alternativa, como el Dr. Mercola, quien comparó la sucralosa con DDT.

Splenda y el DDT

The Examiner afirma que, “la mayoría de los pesticidas son cloro-carbonos, y que los enlaces que mantienen los átomos de carbono y el cloro en la sucralosa son más característicos al cloro-carbono de la sal.”

La Comisión de Control Calórico (CCC) reclama, con acierto, que el DDT es prácticamente insoluble en agua y soluble en grasas, como las que se encuentran en el cuerpo. “La pequeña cantidad de sucralosa que es absorbida se elimina rápidamente en la orina.” Fabricantes de Splenda han admitido que, en promedio, 15 por ciento de la sucralosa es absorbida. (Recuerde que esto es un promedio, lo que significa que algunas personas pueden absorber mucho más y otros menos.)

Ya que la Sucralosa no es un producto de origen natural, puede parecer seguro decir que el cuerpo al ser incapaz de metabolizarla, la absorbe a través del sistema digestivo y en una última instancia, lo almacena en el cuerpo.

La Sucralosa y el intestino

Su absorción por el sistema digestivo puede explicar por qué los investigadores de la Universidad de Duke en 2008 encontraron que Splenda altera negativamente la micro-flora intestinal en ratas y puede limitar la biodisponibilidad de fármacos y nutrientes. Algunos estudios muestran infinidad de otros efectos negativos que causa el Splenda, éstos van desde trastornos intestinales, mineralización renal y el crecimiento de un tumor.

En un ser humano, la nutrióloga Tamara Duker Freuman encontró que “Ya que el sabor dulce no va acompañado de calorías (energía), nuestro cerebro espera que otros sistemas de nuestro cuerpo sean los que tengan que regular el balance de energía y con esto pueden provocar que sean sacados de quicio. El resultado de una dieta con alto contenido en edulcorantes artificiales posiblemente, con el tiempo, hará que nuestro cuerpo busque más calorías de otras fuentes con el fin de satisfacer los antojos dulces.

Sesgo humano afecta estudios

Aunque la CCC acusa estos estudios, se puede decir lo mismo de los estudios utilizados en defensa de Splenda. Uno de ellos, un artículo recientemente publicado en noviembre de 2010 de la revista Food and Chemical Toxicology, acerca de un estudio en el que se encontró que la sucralosa no tiene genotoxicidad.

Vale la pena señalar, que los fabricantes de Splenda (co-autor de los estudios) y Johnson & Johnson (afiliado con Splenda) fueron castigados recientemente con una multa de mil millones por comercializar usos no aprobados y regularmente agregar toxinas como el formaldehído, parabenos, ftalatos en muchos de sus productos. No fue sino hasta 2011 que se comprometieron a retirar los carcinógenos de los productos de cuidado infantil, y no es sino hasta el 2015 (supuestamente) para hacer lo mismo con los productos para adultos.

Aquí te proporcionamos información con respecto a los 110 estudios que demuestran la seguridad de Splenda:

  • Los 110 “estudios en animales y humanos” realizaron solo dos estudios con seres humanos, con un total de 36 personas involucradas.
  • El estudio humano más largo duró 4 días, y se centró en el impacto que tiene Splenda con las caries dentales.
  • Algunos de los estudios mostraron que Splenda, (en dosis altas), causa disminución de células rojas en la sangre, infertilidad masculina, lesiones cerebrales y abortos espontáneos en una población de conejos.

Consumidores reportan efectos secundarios

Los consumidores de Splenda han presentado quejas que incluyen:

  • Problemas gastrointestinales
  • Migrañas
  • Convulsiones
  • Mareo
  • Visión borrosa
  • Respuesta alérgica
  • Aumentos de azúcar en sangre
  • Aumento de peso

Es evidente que estudios imparciales bien realizados faltan.

Podría ser el momento de apretarse el cinturón y realizar más pruebas a humanos. Además, si Splenda es tan seguro, es probable que los científicos no tengan ninguna dificultad en encontrar súbditos dispuestos pruebas. Por ahora, probablemente lo mejor sea evitar el edulcorante artificial.